Por primera vez, no lloró antes de cerrar los ojos.

Las coronas de flores que tan bien se veían perdieron su estilo, pero aún había esperanza pues las nubes, luego de un tiempo, vuelven a ser blancas.

Ella escuchó música todo la noche hasta quedarse dormida, y esa noche fue diferente a las demás, pues por primera vez en semanas, no lloró antes de cerrar los ojos.

En los museos puedes encontrar la paz que ningún otro lugar te puede dar, y es por eso que muchas personas no los visitan, debido a que estamos tan acostumbrados a vivir en el caos que cuando llega la paz, salimos de nuestra zona de confort y nos sentimos descontrolados.

La vida tiene muchos caminos y hay que saber que no importa cual tomes, si tienes fe en ti mismo, todo saldrá bien.